sábado, 8 de junio de 2013

GÉNEROS LITERARIOS

Los géneros son clasificaciones que hacemos de las obras literarias de acuerdo con sus características formales (según se emplee el verso o la prosa, la presencia o no de un narrador...) o temáticas (el asunto del cual traten).

Desde la Antigüedad clásica, distinguimos tres géneros principales:

GÉNERO NARRATIVO
En el que un narrador cuenta una historia en la que intervienen unos personajes. Además de la acción, el narrador y los personajes, otros elementos de la narración son el espacio (el lugar en que ocurren los hechos) y el tiempo (el momento en que se sitúa la acción). Aunque al principio los textos narrativos se escribieron en verso, como los cantares de gesta medievales que contaban las hazañas de los héroes de la comunidad, el vehículo de expresión habitual de la narrativa es la prosa.


GÉNERO LÍRICO
En el que se vuelca la subjetividad del autor y se acumulan recursos literarios diversos para llamar la atención sobre el mensaje: repeticiones de palabras, sonidos o estructuras oracionales, comparaciones o metáforas que captan nuestra sensibilidad. El cauce fundamental para la lírica es el verso, pero también podemos encontrar textos líricos en prosa, en diarios o autobiografías, por ejemplo.



GÉNERO DRAMÁTICO
En el que la acción se desarrolla a través del diálogo de los personajes, y está pensado para ser representado en un escenario. El teatro clásico español se escribió en verso, tradición que continuó, aunque cada vez con menos vigencia, hasta comienzos del siglo XX. Desde el siglo XVIII, el teatro adoptó preferentemente la prosa.



Dentro de cada uno de los grupos anteriores podemos distinguir, además, otros géneros o subgéneros:
Líricos: la canción, la elegía, la oda...
Narrativos: el cantar de gesta, el cuento, la novela...
Teatrales: la tragedia, la comedia, el drama...

A continuación un mapa conceptual:




A continuación un vídeo: